Los 10 pecados capitales del vídeo marketing

Hemos hablado en muchas ocasiones ya sobre qué hacer para triunfar con un vídeo, cómo conseguir que posicione o cómo difundirlo a través de diferentes canales para conseguir más alcance.

Pero, ¿y qué pasa con la parte negativa? ¿Cuáles son los errores de vídeo marketing que debes evitar?

Un vídeo, por muy bueno que sea, si comete estos 10 pecados capitales jamás triunfará, así que lee con atención y conseguirás ahorrarte muchos disgustos.

Los 10 pecados del video marketing

10. Hacer un vídeo “por hacerlo”

Contratar y crear un vídeo sin tener un plan tras él es como regalar el dinero. El vídeo marketing debería formar parte de un plan mayor de branding o de generación de ventas, ya que en caso de hacerse un vídeo suelto “por hacerlo” será difícil que llegue a conseguir su objetivo.

Antes de crear tu vídeo, piensa por qué lo haces, para quién es, qué quieres que ocurra tras el visionado de este, en qué lugares vas a difundirlo y cómo vas a medir el éxito o fracaso del mismo. Parecen muchas cosas, y lo son, pero te servirán para aprovechar al máximo todo lo que produzcas.

9. No saber promocionar bien tu marca o producto

Hay muchas empresas que se obcecaron en hacer un viral y olvidaron que lo primordial es generar beneficio. Puede ser de marca o económico, pero debe haber un beneficio.

Incluye tu logo, tu eslogan, tu web y todos los elementos que se identifiquen con tu marca en el vídeo. Céntrate en que el público comprenda los beneficios de lo que ofreces.

Hay estudios que afirman que incluir esos elementos al principio y al final de un vídeo ayudan a mejorar el recuerdo, ya que solemos tender a olvidar toda la parte central una vez visto todo el vídeo.

Por ejemplo, podéis ver en el vídeo que creamos a Bekolarra como se menciona la marca al principio, durante la mitad del vídeo y al final. El recuerdo del nombre y la marca es absoluto.

8.  Pasarte con la duración del vídeo

Lo hemos dicho por activa y por pasiva: los vídeos cortos suelen funcionar mejor. ¿Y cuál es la duración perfecta de un vídeo? Es difícil decir una cifra exacta, pero en este artículo podrás “calcularla” por ti mismo.

Aun así, desde Visual Service recomendamos que los vídeos duren en torno a 60 segundos. Por lo que hemos comprobado es lo que funciona mejor, ya que da tiempo a decir lo justo y necesario para atraer a ese posible cliente. Y como detalle final, intentad que los 5-10 primeros segundos sean muy, muy buenos, ya que muchos dejarán de ver el vídeo en esa franja si no es así.

7. Intentar decir 20 cosas a la vez

Creas un vídeo e intentas meter dentro de él 10 productos, 4 servicios, tu filosofía, los miembros del equipo y 10 cosas más. Todo eso solo te va a llevar a un sitio: al fracaso.

Un vídeo debe tener un simple y claro objetivo y, por lo tanto, un mensaje. Teniendo en cuenta que hemos dicho que la duración debe ser de unos 60 segundos (aunque depende de muchos factores), ¿no crees que si mezclas más de un mensaje no te dará tiempo a explicar ninguno?

Si quieres transmitir más de un mensaje opta por crear vídeos distintos, para públicos distintos y que enlacen a landing pages distintas. Sí, gastarás más, pero el beneficio será mucho mayor también y eso es lo que importa.

6. No incluir una llamada a la acción

Los seres humanos somos a veces muy torpes. Aunque no lo parezca, nos gusta que nos ordenen y nos digan “tienes que hacer esto” para librarnos de la sensación de no saber qué hacer o tener que decidir por nosotros mismos.

Facilita a las personas que vean tu vídeo el saber qué hacer. Tu vídeo no puede acabar sin una llamada a la acción o call to action. Pide que entren en una web, que llamen a un teléfono, que hagan clic en un sitio o que hagan una acción específica. Pide lo que quieras, pero pídelo.

llamada a la accion video

5. Olvidar el SEO

Si subes un vídeo a YouTube y te olvidas por completo del SEO estarás tirando a la basura gran parte del alcance que podrías tener. El SEO puede llegar a ser la fuente principal de visitas y de clientes, si sabes cómo posicionar tu vídeo.

Para no fallar en este aspecto, os recomendamos leer estos artículos:

4. Esperar resultados instantáneos

El vídeo marketing no es una técnica instantánea. No va a generar 20 clientes en su primer día y, salvo que tengas muchísima suerte o seas una empresa muy, muy conocida, vas a tener que tener paciencia.

Debes tener una campaña de difusión a largo plazo a través de redes sociales, portales de noticias, publicidad en Facebook, Twitter, YouTube y a través de cualquier medio que puedas permitirte y que encaje con la campaña.

Dale tiempo al vídeo para empezar a difundirse, generar más visitas y compartirse entre otras personas. Salvo que inviertas mucho dinero en publicidad, jamás tendrás resultados en 2-3 días. Considéralo una maratón, no un sprint.

3. Dejarlo todo para el final

Muchas veces tendemos a crear una bonita historia y dejar el logo de nuestra empresa y todos los puntos de énfasis del vídeo para el final. Creemos que todo el mundo va a ver el vídeo al completo, pero eso ocurre muy pocas veces.

Hay que “atacar” al espectador desde el principio. No dejes todas tus armas, tus argumentos y ventajas para el final. EN los primeros 5-10 segundos debes haber explicado quién tiene que ver el vídeo, por qué y para qué.

Imagina que tu vídeo es una nota de prensa y estructúralo de una manera más periodística. Comienza fuerte y dejando todo muy claro, entra después en detalles y acaba diciendo qué hacer a continuación.

reloj video

2. Confundirte de público objetivo

Puedes solventar los 8 errores anteriores y pensar “con este vídeo voy a triunfar sí o sí“. Sin embargo, si te equivocas a la hora de elegir el público objetivo, por mucho que los cumplas, solo vas a tirar dinero y tiempo.

Elegir mal el público en la publicidad de YouTube o cualquier red social, confundirte a la hora de elegir los personajes que representan tu vídeo o en las situaciones que ocurren es mortal.

Haz un análisis de tu público objetivo, conócelo como si fuera tu amigo de toda la vida y crea un vídeo que sepas que él o ella quiere ver. Así sí triunfarás, incluso con un vídeo que no sea 100% espectacular.

1. Hacer un vídeo de baja calidad

Un vídeo sin calidad o poco profesional tira por la borda toda la imagen de una empresa o freelance. Da igual lo buena que sea la idea o lo segmentado que esté el público, lo “cutre” acaba saliendo muy caro.

Hoy en día se puede crear un vídeo con cualquier móvil o cámara, pero eso no significa que una empresa deba hacerlo. Sí, puedes aparentar naturalidad y hacerlo en Vine por ejemplo, pero no para publicitar tu empresa.

Si quieres que te tomen en serio, tendrás que tomarte tú a ti mismo en serio primero. Contrata a una empresa que sepa crear un vídeo, deja que te asesoren y refleja la imagen que de verdad quieres transmitir con tu vídeo.

Antes el presupuesto no bajaba de 1.000 € casi nunca. Hoy en día, al menos en Visual Service, puedes contratar un vídeo por menos y recibir algo que podrías anunciar en cualquier televisión. ¿No está mal no?

 

Los 10 pecados capitales del vídeo marketing
5 (100%) 2 vote[s]
Últimas entradas
Showing 2 comments
  • Carlos
    Responder

    Gracias x la info

pingbacks / trackbacks

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.